Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

¿Cómo te beneficia el single-tasking? – LED

¿Cómo te beneficia el single-tasking?

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
¿Cómo te beneficia el single-tasking?

Se cree que realizar múltiples tareas a la vez, eleva la productividad en el centro laboral y te permite terminar tus pendientes en el menor tiempo posible. Sin embargo, esta creencia es errónea por diversos motivos.

Entre ellos destaca la poca atención que le prestas a lo que haces. Si son tres actividades las que realizas y cada una requiere un nivel de atención, pasar de una a otra hará que dividas esa atención, llegando incluso a dejar una de lado, haciéndola mal.

Para ello, en LED proponemos una práctica que ha demostrado ser la más recomendable cuando se trata de realizar labores, el single-tasking. Esto significa, hacer todo lo que tienes que hacer, una tarea a la vez.

¿En qué te beneficiaría este tipo de práctica? Lo detallamos a continuación.

1. Tareas más focalizadas

Al realizar una tarea a la vez, le pondrás la totalidad de tu atención, permitiéndote una mayor concentración en lo que haces.

2. Mayor eficiencia en tus labores

Si la práctica resulta satisfactoria, los resultados también lo serán y te harás mucho mejor al momento de hacer tus actividades, una a una, convirtiéndote en un trabajador eficiente.

3. Mayor calidad en lo que haces

Si tu trabajo consigue una mayor eficiencia, entonces tendrá una mejor calidad y por ende, no dará lugar a que te ordenen rehacerlo o reestructurarlo.

4. Reduce el estrés

Si no te cargas de muchas tareas y las llevas a cabo una a una, evitarás estresarte, pues no se te juntarán todas, sino que las harás en el orden que mejor prefieras y una después de otra.

5. Aumenta la productividad

Definitivamente. Los puntos antes repasados resultan en un aumento considerado de tu productividad, permitiendo un mejor desenvolvimiento en tu centro de trabajo, llevando a que culmines tus labores sin más esfuerzo que el necesario.

single-tasking-among-habits-of-successful-entrepreneurs

Perfecto. Entonces revisados los cinco puntos previos, solo queda una interrogante, la del millón: ¿cómo dejo de ser multitasking? Atento a lo que sigue.

1. Potencia tu capacidad de trabajar a profundidad

Esto significa, desempeña tareas que demanden un alto nivel de concentración, pero en solo una cosa. Empieza utilizando 2 a 4 horas de tu tiempo para este tipo de actividades.

2. Encuentra tu periodo de mayor productividad

Todos tiene uno, incluso tú. Así que dedícate a reconocer cuál es tu periodo del día en el que eres más productivo, y practica el trabajar a profundidad una tarea.

3. Elimina las distracciones

Aunque duela y cueste aceptarlo, es importante reducir todo tipo de distracciones que interrumpan tus labores. Esto incluye el correo electrónico, las llamadas, mensajes de texto, Whatsapp, Facebook y cuanta red social exista. No diremos música, pero si no te ayuda, descártala.

4. Siempre date un respiro

Define y aprende a separar los momentos, si estás trabajando, dedícale tu total atención; si almuerzas, pues concéntrate en lo que comes; si estás con amigos, dedícate a ellos. El trabajo tiene un lugar, la oficina, y no debe salir de él.

Si en algún momento te agobia el trabajo y sientes que necesitas escapar por un instante, quizás el problema sea que no lo estás realizando de la mejor manera. Analiza tu productividad y localiza en qué fallas, para remediarlo.

Y recuerda, es mejor hacer una tarea a la vez y hacerla bien, a tener que rehacer todas por falta de concentración.

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: ¿Cómo te beneficia el single-tasking?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.