Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

¿Eres un trabajador asertivo? – LED
Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
¿Eres un trabajador asertivo?

La comunicación es parte importante de toda labor, sea para tus superiores, para tus colegas o a algún colaborador que tengas a cargo. Es crucial que esto suceda para que los demás sepan tu avance y si necesitas algún tipo de asistencia.

A esto se le conoce como ser un trabajador asertivo, aquel que muestra su punto de vista y siempre está abierto a las críticas constructivas, tanto para darlas como para recibirlas.

En el caso aún no sepas si eres o no un trabajador asertivo, Laborum te da cinco importantes características, para que te evalúes y sepas si lo eres o qué te falta para alcanzar dicho “rango”.

  1. Tiene libertad de expresión.
  2. Se comunica de manera abierta, directa y sana.
  3. Tiene gran capacidad para comunicarse con todos.
  4. Reconoce cuáles son sus límites.
  5. Su comunicación es responsable.

Aunque no es necesario poseer las cinco características, si aún sientes te falta alguna para ser el tipo de trabajador que tu empresa necesitas, entonces te decimos también de qué manera puedes trabajar en tu asertividad.

1. Qué, por qué y para qué

Siempre que solicites ayuda, material o capital, informa en esos tres aspectos: qué necesitas, por qué lo necesitas y para qué. Esta es una buena forma de evitar que los demás se pregunten tus motivos u objetivos; y los entiendan.

2. Habla en primera persona

La comunicación subjetiva va de la mano con expresarte de ti en primera persona, de esta manera generarás un mensaje empático que lejos de dictar una verdad absoluta, dará tu percepción.

3. Pregunta por tu manera de comunicar

Es importante que sepas cómo te ven los demás y si tu forma de comunicarte es la mejor para tus compañeros. Recuerda que una empresa es un ecosistema que debe funcionar con armonía para que pueda crecer.

4. Da la información necesaria

Sé claro y conciso, llega al grano y evita dar tantos rodeos, de esta manera las personas que te lean, sabrán hacia dónde apuntas y cuán seria es la comunicación, sin que presten atención en otros detalles.

5. No te restes importancia

Muéstrate seguro al hablar de ti, al dar tu opinión o tu parecer en algún tema específico. Si empiezas una carta con: “quizás me equivoque… parece una tontería, pero… es solo una idea…” al final te restarás importancia y los demás perderán interés en ti y lo que tienes para decir.

No olvides que ser asertivo se trata de respetarte a ti mismo, a tu trabajo y al de los demás. También recuerda que la asertividad van de la mano con la confianza en sí y la autoestima. Así que empieza a practicar en esos dos antes de lanzarte a ser un trabajador modelo.

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: ¿Eres un trabajador asertivo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.