Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

Me enamoré en la oficina ¿qué hago? – LED

Me enamoré en la oficina ¿qué hago?

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Me enamoré en la oficina ¿qué hago?

Ventajas y desventajas de enamorarse en la oficina; y cómo evitar el despido si Cupido ya te flechó.

En promedio pasamos 9 horas en la oficina al día. Son 9 horas en las que seguimos satisfaciendo nuestras necesidades básicas de la pirámide de Maslow. Dentro de la oficina respiramos, comemos, vamos al baño, contamos chistes, nos deprimimos, socializamos y hasta podemos llegar a enamorarnos (especialmente en un mes tan romántico como febrero).

 

Para tener claro lo comunes que son estos amores en nuestro entorno, acá unos datos:

CareerBuilder

  • 4/10 trabajadores en Latinoamérica ha tenido alguna vez un romance con un compañero de trabajo en su trayectoria profesional.

Revista More

  • 6/10 mujeres han tenido amoríos secretos de oficina.
  • 3/10 mujeres han sido infieles en estos amoríos.

Entonces nos preguntamos ¿qué tan saludables son los romances de oficina?

Norma Leiva, integrante del Instituto de Coach de Lima, nos cuenta una anécdota que le ocurrió a una ejecutiva limeña de 30 años. La profesional había empezado una relación con un compañero; y por si fuera poco, no solo era de su misma área, sino de su mismo equipo. Cada vez que tenían una discusión evitaban trabajar en equipo, lo que afectaba a la productividad y ambiente laboral de toda el área.

Norma Leiva se pronuncia:

“[…]el problema con este tipo de relaciones no es el amorío en sí, sino el manejo inadecuado del romance, que termina por entorpecer el clima laboral y generar tensión e incomodidad entre los compañeros”.

office-romance-human-results

Entonces, para una buena gestión en amores de oficina es recomendable:

-Las peleas y los detalles son parte de las relaciones, pero deben quedar fuera de horarios de trabajo.
-Jamás mostrar escenas indecorosas dentro de la empresa.
-Nunca tener una relación que pueda ser sospecha de intereses ocultos.
-Pedir un cambio de área de ser necesario.
-Aprender a diferenciar entre la vida amorosa y laboral.

Amor = Felicidad = Productividad

Por otro lado, es importante mencionar que no todos los amores de oficina son malos. Muchos de estos, si son bien gestionados, pueden llegar a ser un feliz (y funcional) matrimonio. Según Stephanie Losee y Helaine Olen, autoras del libro ‘Office Mate: The Employee Hand book for Finding -and Managing- Romance on the Job’, la productividad mejora cuando las personas están felices en la oficina. En el texto se lee: “La oficina es la aldea del siglo 21. Es un excelente lugar para encontrar romance, ya que todos los empleados han sido elegidos con pinzas por el equipo de Recursos Humanos, el casamentero de la oficina”.

2

¿Y qué opina mi empresa?

Es más importante saber lo que opina el estado; y es que en Perú no existe una ley o código civil que prohíba las relaciones amorosas dentro de una empresa. Por esta misma razón, la mayoría de las compañías se oponen o simplemente no se pronuncian; pero muy pocas se preocupan por realmente gestionar las relaciones. Este factor es criticado por el abogado Enrique Mendoza, el cual afirma que las empresas cometen un grave error al no tener establecido dentro de sus normas internas estos temas, apuntando a cuidar el ambiente laboral, la productividad y el talento humano.

Finalmente, hablando del lado de los trabajadores, las empresas no tienen derecho a manejar información de tu vida privada; pero sí de la pública y laboral, así que: mientras más discretos, mejor (y más divertido).

 

¡Feliz día del Amor!

¿Tienes una anécdota interesante en la oficina? Compártela en los comentarios.

 

Fuente: Ellos y Ellas
Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

No posts were found for display

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: Me enamoré en la oficina ¿qué hago?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.