Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

6 maneras de ser inclusivo para optimizar tu centro de trabajo – LED

6 maneras de ser inclusivo para optimizar tu centro de trabajo

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
6 maneras de ser inclusivo para optimizar tu centro de trabajo

Idealmente, el equipo de trabajo de una empresa debería representar la diversidad cultural que podrían tener sus potenciales clientes o públicos, dejando de ser una cuestión moral o un deber para convertirse en una estrategia. En pocas palabras, el reconocimiento de la diversidad tiene que ver con la construcción de una dinámica de equipo que integre y valore las distintas identidades y culturas.

Solo basta mirar a las grandes empresas para saber que la diversidad es ahora una estrategia rentable de gestión de personas. Las empresas culturalmente diversas tienden a ser más innovadoras, más efectivas a la hora de tomar decisiones y a tener un uso más eficiente de su fuerza laboral. Además, el diálogo entre pares diferentes fomenta la creatividad en general.

“Si no podemos poner fin a nuestras diferencias, contribuyamos a que el mundo sea un lugar apto para ellas.”
John F. Kennedy

A continuación te diremos cómo puedes ampliar la diversidad existente en tu empresa y cómo puedes aprovechar mejor la que ya tienes.

1. Varía tus métodos de reclutamiento

Para ampliar la diversidad de tu equipo es importante que cambies tus estrategias de búsqueda de personal. Amplía el espectro de universidades a las que usualmente te remites, así como el espectro de experiencias deseables en tus posibles trabajadores. Extiende el registro de estratos sociales y regiones que idealmente debería tener tu equipo base. La oficina de Recursos Humanos cumple un importante rol en este punto, siendo la protagonista que llevará la misión de un reclutamiento inclusivo.

2. Usa lenguaje incluyente

Se refiere a incluir al género femenino cuando hablamos. Es importante que todos los integrantes del equipo (especialmente los líderes), aprendan a usar el lenguaje incluyente, para demostrar sensibilidad y respeto a la diversidad. Esto significa saludar a veces a “todas y todos” y usar intencionalmente palabras de género neutro a la hora de referirnos a un grupo mixto, como “equipo”, “grupo”, “personas”.

3. Sé respetuoso, evita las bromas

Ser inclusivos implica mostrarse abiertos y respetuosos con personas de distintas procedencias, culturas, orientaciones sexuales y religiones. Esto significa no hacer chistes ni bromas sobre ninguno de esos temas, además de flexibilizar nuestra concepción de lo que es “normal” cuando hablamos. No caer en estereotipos, ser conscientes de nuestra propia diversidad y que lo reflejemos en la manera como hablamos.

4. Empodera a tus trabajadores más diversos

Es justo y lógico dar oportunidades a personas que han tenido que trabajar el doble para estar donde están; por esto es bueno empoderar con proyectos o nuevas funciones a aquellos que luchan cada día con sus dificultades. Estos nuevos liderazgos pueden generar dinámicas ingeniosas y refrescantes en la oficina; además pueden ayudarnos a entender la realidad de nuestro entorno desde un nuevo enfoque.

5. Diversifica tus actividades laborales

En las próximas actividades o eventos de tu empresa puedes incluir en el menú del break comidas de otras regiones del país –a las que pertenezcan tus empleados–, o tal vez una opción vegana (tendencia fuerte en nuestra capital). También puedes preguntarle a todos tus empleados por sus gustos y opiniones para las celebraciones de la empresa: música, comida, bebidas, tipos de fiestas, etc. Además, sería interesante que el local sea abiertamente tolerante a las parejas del mismo sexo y por supuesto a toda la diversidad étnica posible.
6. Nada es tan contagioso como el ejemplo

La manera más efectiva para enseñar es con el ejemplo. Si queremos construir un lugar de trabajo más incluyente, abierto, respetuoso y tolerante a la diversidad, es importante que este espíritu se enseñe desde arriba, desde las directivas de la empresa y los jefes de área. Es importante también tener una política de inclusión y diversidad que sea abierta y se comunique a todos los empleados cuando entran a la empresa.

Haz que la diversidad sea motivo de orgullo en tu empresa, y que siempre esté presente en tu cultura laboral.

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: 6 maneras de ser inclusivo para optimizar tu centro de trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.