Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

10 recomendaciones para superar el pánico escénico – LED

10 recomendaciones para superar el pánico escénico

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
10 recomendaciones para superar el pánico escénico

El miedo a hablar en público está presente en más personas de las que crees. Ponerse frente a una audiencia y exponer sus ideas resulta complicado para muchas personas, tanto que a veces se bloquean y olvidan lo que iban a decir.

Pareciera que la única opción es huirle a ese tipo de situaciones. Sin embargo, estas son inevitables y tarde o temprano te va a tocar hacerlo. Por ello LED te presenta 10 consejos para que estos momentos no te tomen con la guardia baja.

¿A qué le temes?

Eres tú y el público, ¿qué es lo peor que podría pasar? ¿Que tartamudees? ¿Que se rían de ti? ¿Que te despidan? Si te quedas en blanco, lleva notas recordatorias; si no tienes tus notas, el soporte audiovisual es tu salvavidas. Depende de ti no ahogarte en un vaso con agua.

Aduéñate de la situación

Sube al escenario e inmediatamente busca a tres personas, una al lado izquierdo, otra derecho y una última al medio. No las pierdas de vista, pues te permitirán abarcar los tres lados que presenta la audiencia. Importante que recuerdes que la clave es sonreír.

Exprésate con sencillez

Debes recordar ser claro y coherente al momento de hablar, de esta manera será fácil que te entiendan y no tendrás que repetir las cosas. Si tienes problemas expresando enunciados, entonces no tienes claro lo que estás diciendo, empieza por ahí.

Organízate y sé breve

Ordena antes lo que irás a decir, establece punto por punto, sin saltarte ninguno y sobre todo, sé breve. Una buena ponencia no se destaca porque dura dos a tres horas, sino porque mantuvo a la audiencia atenta a lo que tenías que decir.

Crea una buena introducción

La mejor manera de atrapar a tu público, es por medio de una muy buena introducción. Existen tres maneras de hacerlo, presentándote de manera formal; busca una frase ingeniosa que te ayude a romper el hielo; si no se te da por ninguno de estos, puedes ayudarte con un video a modo de intro.

Aprende y tendrás menos nervios

Dominar un tema te ayuda a sentirte seguro de lo que vas a decir, reduciendo de esta manera tus nervios. Puedes ensayar previamente y visualizarte en el momento de la ponencia, una forma de “entrenarte” a lo que está por venir.

No te delates

Decir: “¡estoy nervioso!, ¡me he perdido!, ¡me he equivocado”, no hacen más que resaltar tu inseguridad y la falta que acabas de cometer. Nadie nota cuando esas situaciones ocurren, no necesitas hacer que la audiencia lo haga.

“Engáñate”

¿Te dan muchos?, ¿sudas mucho y temes que se note?, ¿te tiemblan las manos?, ¿la voz se te entre corta? La mejor solución ante ello es que te engañes y hagas de cuenta que nunca sucedió, ayuda a reforzar tu seguridad en el instante y a seguir adelante.

No leas

No redactes discursos, no sirven de mucho. Lo que sí debes tener son tus notas de apoyo y no dejar de hablar. El público respeta más a un expositor que sabe de lo que habla, a comparación de uno que solo lee.

En caso de ataque de pánico…

No te preocupes, no temas. Date una pausa, respira un poco, bebe agua y sonríele a la audiencia. No te apresures en retomar, con pausa, tranquilo, verás que en poco tiempo habrás vuelto a captar su atención.

No olvides que las oportunidades para hablar en público te seguirán, lo quieras o no, por lo que debes aprender a hacerlo con soltura. La práctica hace al maestro, por ello, a la primera oportunidad que tengas, debes lanzarte y hacerlo. ¡Tú puedes!

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

No posts were found for display

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: 10 recomendaciones para superar el pánico escénico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.