Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

¿Saldrás de vacaciones? Te decimos qué hacer antes y después – LED

¿Saldrás de vacaciones? Te decimos qué hacer antes y después

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
¿Saldrás de vacaciones? Te decimos qué hacer antes y después

Luego de llevar más de tres años en tu trabajo, de haber asistido casi religiosamente, sin faltar un solo día ni pedir permisos para hacerlo, la empresa te ha dicho que has acumulado vacaciones y que sí o sí, debes tomarlas.

Sí, la preocupación cae como gotas de sudor por tu frente: tener que dejar tus funciones, el trabajo que has estado realizando desde que empezaste, te aterra. La sola idea de que otra persona vea por ti tus proyectos… simplemente te rehúsas a ello.

Sin duda es preocupante tener que confiar en otra persona lo que has conseguido en tres años. Sin embargo, Laborum te da cinco consejos para que afrontes la salida de vacaciones, y de qué manera tomar tu llegada a ella.

1. Informa tu salida

Sabemos que te están pidiendo que tomes vacaciones, no obstante, si ya decidiste cuándo será, informa a tus superiores para que tomen las medidas del caso y no se queden cortos de personal.

2. Designa un sustituto

Es difícil pensar que otra persona puede hacer tu trabajo, resulta hasta imposible de siquiera imaginarlo, pero es importante que designes a alguien para que tome tus pendientes y vea la manera de resolverlos.

3. Haz un manual

Si tu trabajo es demasiado complicado o requiere de muchos pasos, arma un manual para que sea fácil de comprender y no tome por sorpresa a tu reemplazo temporal.

4. Haz una lista de las funciones clave

Similar a la del manual, pero esta va más referida a aquellas personas que verán parte de tu trabajo, no el total. Para aquellos compañeros que tendrán que descargar informes, llenar algunos datos o investigar otros.

5. Ordena tu sitio

Suena a una despedida, sin embargo, es importante para quien se vaya a sentar en tu lugar, que sepa dónde está lo básico para él/ella. Esto significa, no dejar tus cosas dando vueltas, sino organizarlas para que tu compañero se sienta a gusto.

Habiendo delegado un sinnúmero de funciones, es hora de decir adiós y emprender las vacaciones, disfrutarlas a gusto y por supuesto, olvidar completamente tus pendientes y clientes favoritos.

Y es que cuando regreses a tu oficina, te podrá esperar la pila de trabajo que más desees, pero contigo tendrás presente estos tres consejos.

1. Anticipa las labores

Sabes que llegarás tarde o temprano, entonces ten todo en orden y solo espera a que el día llegue y tu sitio esté vacío, esperando por ti y tu habitual orden de hacer las cosas.

2. Coge ritmo

La mejor manera de hacerlo es yendo despacio, de a pocos. Sabemos que antes podías resolver los problemas de media empresa, sin embargo, no es necesario que te apures ni te presiones. Siempre con calma.

3. Gestiona el estrés

El principal motivo por el que te fuiste, permanece ahí y no se irá. Así que tómatelo con calma y no pienses que el mundo se acabó. El estrés es tan solo un estado, tú puedes hacerle frente y superarlo.

No olvides que las vacaciones son el perfecto momento para que te des un respiro, no permitas que al volver, tus funciones te agobien ni te atrapen en esa fatiga que a muchos los lleva a renunciar. ¡Éxitos!

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: ¿Saldrás de vacaciones? Te decimos qué hacer antes y después

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.