Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

Cómo definir y afrontar las debilidades en una entrevista de trabajo – LED

Cómo definir y afrontar las debilidades en una entrevista de trabajo

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Cómo definir y afrontar las debilidades en una entrevista de trabajo

Durante el proceso de reclutamiento, la competencia por un puesto de trabajo suele ser muy alta y, para poder elegir al mejor profesional, las empresas necesitan conocer los puntos débiles y fuertes durante la entrevista personal. Los reclutadores usarán diversas preguntas para conocer dichos puntos, de hecho, quizás, ni siquiera,formulen la pregunta de forma directa, sino que saquen sus conclusiones a través de tus respuestas a otras cuestiones. Para satisfacer las expectativas es importante preparar con anticipación tu entrevista para determinar dichas fortalezas y debilidades.

¿Cómo reconocer y comunicar los puntos fuertes y débiles que debes dar a conocer? 

  • Reflexiona. Nadie mejor que tú para descubrir tus fortalezas y debilidades. Aquí puedes pensar en las características profesionales de las que presumes o las áreas en las que te sientes más inexperto. Elabora una lista con estas características positivas y negativas.
  • Pide ayuda. Antiguos compañeros de trabajo, familiares y amigos pueden hacerte ver limitaciones o capacidades que favorezcan tu perfil que tú puedes no haber notado y que son replicadas en el ámbito profesional.
  • No menciones fallos vitales o irrelevantes. Selecciona las carencias y oportunidades de mejora que tengan mayor relacióncon el empleo al que aspiras. No reveles fallos que estén directamente relacionados con el puesto en cuestión ni hables sobre competencias totalmente ajenas al mismo.
  • Aporta ejemplos.  Ejemplifica cómo has reflejadotus fortalezas y cómo has superado tus debilidades en tus anteriores trabajos. Haz hincapié en cómo has sobrepasado esas circunstanciaso cómo las estás corrigiendo.
  • Evita las respuestas repetitivas. Carencias como el “soy demasiado perfeccionista” son ideas recurrentes que los reclutadores escuchan constantemente en muchos otros candidatos y que no te generarán ningún beneficio.
  • No titubees. Más vale tener puntos débiles y reconocerlos, ya que es la única forma de enfrentarlos y mejorarlos, que ni siquiera estar seguro de su existencia. Por lo cual, evita frases como “Creo que…”, “puede ser…”, entre otras.

La clave no está en esconder las debilidades personales durante el proceso de selección, sino en decidir cuáles exponer y cómo hacerlo. Recuerda que nadie es perfecto y que cuando los reclutadores plantean este tema pretenden comprobar cómo es que te enfrentas a dichos fallos, más allá de sólo dejarte en evidencia.

Tranquilo, se puede salir de esta fase del cuestionario sin dañar tu imagen como candidato.

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

No posts were found for display

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: Cómo definir y afrontar las debilidades en una entrevista de trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.