Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

Como demuestro que soy valioso, durante una reestructuración – LED

Como demuestro que soy valioso, durante una reestructuración

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Como demuestro que soy valioso, durante una reestructuración

Cuando existe una reestructuración en tu empresa, es inevitable sentirse preocupado o nervioso por el sentimiento de inestabilidad que invade tu mente.

Si la reestructuración no se manejó bien y las personas no entienden el porqué de la decisión tomada, es probable que los empleados queden con algún tipo de resentimiento hacia la empresa, lo que puede provocar mayor inestabilidad en los demás empleados, haciendo que, también, opten por irse.

Pero incluso así se haya manejado con total transparencia y honestidad, una reestructuración crea un ambiente de incertidumbre y ansiedad a medida que todos se dan cuenta de lo que viene después. Por lo tanto, es completamente normal sentirse preocupado, pero, también, es importante averiguar qué es lo que se quiere hacer luego para poder tomar la decisión más adecuada.

Si tu decisión se inclina más por permanecer en la empresa. Aquí te dejamos algunas recomendaciones.

1. Busca Información

Trata de buscar el motivo de la reestructuración, podrías consultarlo con el gerente, jefe y/o recursos humanos, uno de ellos debería de proporcionarte una razón por la cual se está dando la reestructuración dentro de la empresa.

Lo mejor es preguntar directamente si tu trabajo corre algún tipo de riesgo. De ser el caso podrías pedir feedback para que puedas aumentar tu impacto y valor para la nueva estructura. Finalmente, pon en práctica todas las buenas ideas que se te vengan a la mente.

2. Mantente Positivo
La gerencia siempre quiere personas entusiastas con la misión y que crean en el éxito de la empresa, incluso cuando los tiempos sean difíciles. Por lo tanto, si es propenso a desahogarse, haga todo lo posible para mantenerlo fuera de la oficina (y fuera del alcance del oído de la administración).

3. Sé flexible

Todos estos cambios podrían implicar  que, talvez deberás ser más flexible con respecto a tus responsabilidades específicas, estructura de a quién le reportas e incluso al equipo con el que trabaja. Deja saber que eres parte del equipo y que estás preparado para los desafíos y oportunidades que traerá la reestructuración.

4. Asegúrate de que un líder conozca tu trabajo

Siempre es bueno que una persona decisora, te conozca y conozca tu trabajo. Esto con el fin de que esta persona, si es necesario, abogue por ti en el momento necesario. De todas maneras, debes tener presente el hacerte notar, haz bien tu trabajo, propón buenas ideas, sé proactivo. Comparte siempre tus logros. Esto te ayudará mostrar valor hacia la empresa.

Si sigues estos pasos, saldrás adelante. Demostrar el compromiso que tienes con la empresa hará que te lleguen siempre todo tipo de nuevas oportunidades.  Mientras tanto, mantén la cabeza en alto, ¡Las cosas buenas siempre llegarán a ti!

 

 

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

No posts were found for display

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: Como demuestro que soy valioso, durante una reestructuración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.