Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

TOP 5: Preguntas difíciles en una entrevista (y consejos para responderlas) – LED

TOP 5: Preguntas difíciles en una entrevista (y consejos para responderlas)

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
TOP 5: Preguntas difíciles en una entrevista (y consejos para responderlas)

Comparte

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

Si alguna vez pasaste por un proceso de selección, tienes clarísimo que normalmente hay un grupo
de preguntas que son particularmente difíciles de contestar.
Hemos identificado 5 preguntas que normalmente hacen los reclutadores y que suelen poner en aprietos a los candidatos. Toma nota.

  1. Háblame de ti
    Parece simple, pero la realidad es que casi nadie está preparado para describirse a sí mismo, y
    menos en una entrevista donde cada palabra o gesto puede hacerte pasar a la siguiente etapa o
    excluirte del proceso.
    Si te hacen esta pregunta te sugerimos enfocarte en los aspectos que te describen como
    profesional. No entres en detalles de tu vida personal, pues eso puede hacerte perder tiempo en
    temas que no son relevantes para el puesto de trabajo. Más bien, aprovecha la oportunidad para
    lucirte y contarle al entrevistador sobre tu carrera, competencias profesionales y alguna
    experiencia laboral de la cual te sientas especialmente orgulloso. Es un buen momento para
    contar aquello que te encantaría que te pregunten porque sabes que te suma puntos.
  2.  

  3. ¿Cuál es tu mayor debilidad?
    Por favor, no respondas que eres demasiado perfeccionista. Eso es claramente un lugar común y
    ya nadie se lo cree. Además, si lo haces te arriesgas a la re-pregunta: “Si tienes que elegir entre
    entregar un trabajo bueno a tiempo o un trabajo perfecto tarde, ¿cuál escoges?” ¡Y caíste en la
    trampa!
    La solución es simplemente ser honesto. Dile cuál es tu debilidad, pero también debes responder
    qué estás haciendo para mejorar. Por ejemplo, si una de tus debilidades es que olvidas cosas con
    facilidad, pues comentarle al reclutador que como eres consciente de esta debilidad,
    normalmente tienes una libreta o (si quieres verte más digital) un app en el celular para anotarlo
    todo con alertas y recordatorios para que esa debilidad no afecte tu desempeño.
    Todos tenemos debilidades (y varias). Lo que se valora en una entrevista no es que seas perfecto,
    sino el autoconocimiento y tus ganas de sacar adelante esa debilidad.
  4.  

  5. ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa?
    Otra pregunta que parece inofensiva pero que el reclutador la hace con la intención de medir tu
    nivel de interés con la empresa y el puesto. Acá debes demostrar que realmente quieres trabajar
    ahí y que no solo se trata de agarrar cualquier puesto que se te presente.
    Lo ideal para salir bien librado de esta pregunta es que previamente investigues a la empresa, de
    esta manera podrás responder cosas como por ejemplo: “Me identifico con los valores que promueven”,
    “Sé que son un referente en la industria (y mencionar la razón)”, “He buscado la oportunidad
    desde que vi en sus redes sociales las actividades de Responsabilidad Social que realizan”, etc.
    Ten en cuenta que tienen que ser razones objetivas. Si mencionas los valores es porque realmente
    sabes cuáles son y puedes mencionar por qué son importantes para ti.
  6.  

  7. ¿Por qué eres el candidato ideal para la posición?
    El truco para prepararse para esta pregunta es tener claro cuál es el perfil del puesto, qué
    requisitos han pedido y haberse informado sobre la cultura corporativa.
    Es importante que sepas que lo más difícil para un reclutador es encontrar al candidato que
    cumpla al 100% (o al menos se acerque bastante) con el perfil que se requiere. Aprovecha esta
    pregunta para lucirte y demostrar la experiencia que tienes para
    la posición y el compromiso que te caracteriza con cada reto que asumes.
  8.  

  9. ¿Cuáles son tus expectativas salariales?
    La pregunta del terror que nos hace pensar que si damos una cifra muy alta nos pueden sacar del
    proceso y si damos una muy baja, piensen que, o no nos hacemos valer como profesionales o que
    nos ofrezcan ese monto a pesar de que pensaban pagar más.
    Si estás en ese dilema, te sugerimos afrontar esta pregunta así: Primero, ten claro cuál es el
    mínimo que estás dispuesto a aceptar. Revisa tus finanzas personales sumada a tu experiencia y
    estudios para determinar cuál es el mínimo con el que te sentirías cómodo trabajando. Una vez
    tengas eso claro, el segundo paso es averiguar entre tus colegas cuál es el nivel de sueldo de esa
    empresa para determinados puestos. Si este segundo paso es imposible de conseguir, la otra
    opción es investigar en páginas web que ofrecen rangos salariales por industria, así tienes una
    base objetiva para definir un monto razonable para ambas partes. Finalmente, al momento de
    responder trata de dar un rango en el cual te manejas, de esa manera le transmites al reclutador
    que estás abierto a escuchar propuestas y negociar.
  10.  

Como puedes ver en este top 5 de preguntas complicadas, la respuesta a todo es ir preparado.
Ensaya algunas respuestas. Ten a la mano la lista de tus logros. Reflexiona sobre cuáles son tus
fortalezas y cómo puedes mejorar tus debilidades. Y lo más importante, la honestidad ante todo.

 

Comparte

Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

No posts were found for display

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: TOP 5: Preguntas difíciles en una entrevista (y consejos para responderlas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares