Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

¿Qué debo evaluar de la empresa que me quiere contratar? – LED

¿Qué debo evaluar de la empresa que me quiere contratar?

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
¿Qué debo evaluar de la empresa que me quiere contratar?

Comparte

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

Tu buen desempeño, experiencia y gestión de contactos podrá abrirte nuevas puertas laborales. Lo más común es que los reclutadores te pongan el ojo cuando aún te encuentres trabajando en otra empresa. Por ello, a pesar de que se presente una buena oportunidad, esta situación puede causarte contradicciones, las que te llevarán a realizar un análisis de costos y beneficios, y necesariamente averiguar si tu posible nuevo empleador realmente te dará todo lo que te ofrece.

Estos son algunos aspectos que tienes que investigar para asegurarte de que esta oportunidad sea tu gran oportunidad:

  • Datos de contacto y domicilio: Muchas veces hay empresas que quieren aparentar legalidad cuando no lo son o aún se encuentran en proceso de constitución. Verifica estos datos básicos y no te dejes engañar.

 

  • La identidad de la empresa: Es todo lo que comprende la visión, misión y propósito de la empresa. Su razón de ser, lo que quiere llegar a ser y cómo busca impactar desde su actividad en la economía, el ambiente y la sociedad. Por otro lado, también tendrás que investigar los valores de la empresa y sus principales atributos de identidad, ya que necesitas esta información para conocer si podrás amoldarte a la empresa, si comparten un horizonte similar de objetivos, si buscan crecer profesionalmente de la mano en los mismos sectores y rubros, y si coincide con tus creencias éticas y morales para participar de sus actividades. También puedes descubrir si te agrada su identidad gráfica.

 

  • La cultura: Es la manifestación de la identidad de la empresa que se materializa en la comunicación corporativa y el comportamiento corporativo. Ambos definen la forma de relacionarse y la forma de actuar entre los miembros de la empresa y sus distintos públicos internos. Mediante la investigación de esta conocerás el lenguaje de la empresa (si son coloquiales y relajados, si son estrictos y formales), el tipo de organización que son (familiar, orientada a los resultados, ágil), la forma en que se organizan (los canales presenciales y digitales que usan para comunicarse, las actividades que emplean para la gestión del talento) y cómo aplican lo que dicen ser como empresa, principalmente de cara a los colaboradores. Por otro lado, la cultura de la empresa muchas veces repite comportamientos sociales que se dan en un determinado territorio o grupo humano, algunas pueden presentar actitudes machistas, otras pueden estar basadas en un liderazgo positivo y horizontal. La empresa puede ser de las mejores en cuanto a eficiencia y rentabilidad, pero puede tener algunas características culturales que en el futuro próximo pongan en jaque su reputación y sostenibilidad, y eso no te conviene.

  

  • Derechos laborales: Verifica que la empresa cumpla con sus obligaciones legales. Cerciórate del régimen laboral al que estás aplicando, qué especifica el contrato, cuál será tu sueldo, qué descuentos de ley implica, cuáles son los horarios de trabajo y si estos son flexibles, cómo se organizan las vacaciones, si recibes CTS y gratificaciones, si te encuentras asegurado, si la empresa paga utilidades y aproximadamente a cuánto suelen ascender, entre otros.

 

  • Oferta de empleo: Empieza por la información que te brinda la oferta laboral. Cuál es el título bajo el que se nombra el puesto (así sabrás si prefieren un profesional con conocimientos específicos en un campo en particular) los requisitos mínimos para postular a este (para que tomes en cuenta la información que necesites presentar y sepas si realmente el puesto se amolda a tus capacidades), la urgencia (de repente aún tienes proyectos que culminar con tu anterior empleador y no puedes dejarlos en el aire), las vacantes que existen, el tipo y duración del contrato (si es que buscas un puesto donde realizar línea de carrera pero se te solicita por un tiempo no mayor a 3 meses, te será contraproducente postular), y la ubicación de la empresa (este aspecto te sumará o restará gastos, e influirá en tu comodidad y rendimiento).  

 

  • Competencia y posición en el mercado: ¿Quieres trabajar en el líder del mercado o en la empresa innovadora y nueva que irrumpe en el mismo? Al analizar la posición en el mercado que tiene la empresa de tu preferencia, podrás identificar sus estrategias de ventas, de marketing, de comunicación, de gestión, entre otras, y podrás saber si es que quieres ser parte de esa estructura de trabajo o puedes voltear la vista a otras empresas del rubro.
  • Mejores productos, proyectos y casos de éxito: Estos elementos son el reflejo de la buena gestión de la empresa y la concreción material de sus objetivos. Podrás conocer sobre qué tipo de proyectos se orientan, si se organizan bajo un enfoque ágil o un enfoque predictivo, si son principalmente digitales o si se centran en las personas. Por otro lado, si estos son atractivos y relevantes, te alentarán a implicarte. En estos elementos también se ve reflejado los estándares de calidad con los que opera la empresa y si su equipo de profesionales es talentoso y comprometido.

 

  • Organigrama y líderes: Es importante que conozcas el estilo de la organización, cuáles son los flujos de información y formas de proceder en la interrelación de departamentos, la coordinación al interior de los equipos de trabajo y el proceso de toma de decisiones, así como los involucrados. Por otro lado, al identificar a los líderes y empleados clave identificarás el estilo de liderazgo, cómo se gestionan los grupos humanos, cuáles son los resultados que se esperan y los comportamientos o actitudes que son recompensados. También tendrás la oportunidad de decidir si realmente estas personas te inspiran y quieres aprender de ellos.

 

  • El salario emocional: Son beneficios para los colaboradores, por fuera de los laborales de ley (maternidad, permisos, vacaciones). Estos pueden ser: guarderías, horarios flexibles, home office, poder ir con prendas casuales, formación académica, reconocimientos, actividades familiares, descuentos, entre otros.

 

  • Línea de carrera: Uno siempre aspira a mejorar su posición laboral y empleabilidad. En ese sentido puede ser una razón de tranquilidad y confianza, si es que la empresa brinda la oportunidad al colaborador de crecer juntos, desarrollar sus capacidades para el negocio o conocerlo integralmente, mediante transferencias internas, sistemas y procesos de ascenso, capacitaciones, cursos y pasantías. Esto será muy importante para los profesionales que centran su carrera laboral en la gestión de proyectos y administración.

 

  • Experiencia de colaboradores: Esta es información que podrás recoger de los propios portales de la empresa y sus redes sociales. Sobre todo ahora que la tendencia en marca empleadora y reclutamiento digital es empoderar a los empleados para que compartan sus propias experiencias. Por otro lado, siempre podrás consultar con colegas, ex trabajadores o buscar en internet si es que la empresa de tu interés ha tenido alguna crisis laboral.

 

  • Política laboral: En tiempos de cambios culturales y sociales, es más importante que nunca verificar los comportamientos éticos de la empresa hacia sus diferentes stakeholders. Dentro de los medios propios de la empresa y las noticias puedes verificar la información que encuentres sobre sus políticas de inclusión, equidad de género y diversidad (no discriminación racial, no discriminación sexual).

 

  • Responsabilidad Social y Sostenibilidad ambiental: Este aspecto es consecuencia de la política de sostenibilidad de la empresa y su comportamiento ético con sus stakeholders. Mediante el conocimiento de sus acciones, políticas, proyectos e impactos en estos temas podrás decidir si comprometerte con la empresa y si está alineada a tus expectativas y metas personales.

En el caso de que tu posición laboral sea la de un mando intermedio o directivo, el portal Orientación para el empleo recomienda que conozcas los siguientes puntos adicionales: Partners, acuerdos y colaboraciones con otras compañías, miembros del comité de dirección, estructura del capital de la empresa, accionariado, cotización y participaciones en otras empresas.

 

¿Dónde investigar?

A continuación te mencionaremos algunos canales y qué tipo de información encontrar en cada uno de ellos:

  • Redes Sociales: Difunden la identidad de la empresa, sus productos, servicios y te pueden brindar todo tipo de información general.

 

  • Página Web: Tendrás acceso a mayor información relacionada con la organización, los empleados, sus políticas laborales, sus logros destacados y documentos importantes (Declaraciones de objetivos, informes anuales, preguntas frecuentes).

 

  • Página de Empleo y portales de empleo: En la página de empleo de una empresa conocerás todas sus ofertas y requisitos importantes, así como los beneficios laborales y salario emocional. En el caso de los portales de empleo, podrás usarlos como una herramienta para establecer comparaciones con otras ofertas.

 

  • Blog de empleados: En estos puedes conocer las experiencias de los empleados de primera mano y podrás ver cómo impacta la cultura, el estilo de la organización y la gestión de la misma en el talento humano de la empresa.

 

  • Ferias laborales o eventos: Puedes conocer de cerca a los voceros de la empresa y resolver tus preguntas más importantes con información de primera mano.

 

  • Medios de comunicación/Internet: En general, puedes consultar las páginas de noticias más relevantes del sector, país o localidad para cerciorarte de que estés tratando con una empresa cumplida en cuanto a lo legal y responsable en cuanto a su impacto social, económico y ambiental.

 

  • Proceso de reclutamiento y selección: Por procesos anteriores y candidatos anteriores puedes saber cómo tratan a quien ingresa por una oportunidad a la empresa. Además el proceso de selección en sí te puede dar luces sobre la cultura de la empresa. Por ejemplo: te dieron flexibilidad horaria para las entrevistas, te mantuvieron informado del avance del proceso de selección, fueron puntuales cuando te citaron, etc.

 

  • Colegas/Ex-empleados: Información y experiencias de primera mano.
  • Rankings: En diferentes páginas de empresas o instituciones que brindan certificaciones de clima laboral, responsabilidad social, buen gobierno corporativo y conservación ambiental podrás verificar si la empresa de tu interés cumple con estos estándares de calidad y cuál es su posición en su sector y en el mercado en general.
  • Cámaras de comercio y Asociaciones (industriales o comerciales): Puedes ver en los portales de estas instituciones o consultar en las mismas por la afiliación de la empresa de tu interés. En algunos casos estas emiten reportes de desempeño comercial y cómo van desarrollándose sus asociados o afiliados.
  • Publicaciones especializadas: Por sectores o en general, este tipo de publicaciones te informará sobre la coyuntura económica, social y política, y cómo está relacionada o cómo impacta en la empresa de tu interés. Lo que podrá informarte si es el mejor momento para sumarte a la misma.

 

Hacer esta investigación te da seguridad y confianza y te permite diseñar tu CV y discurso con enfoque en el tipo de empresa a la que estás postulando. Además, cuando seas entrevistado, mostrarás interés y te diferenciará de otros candidatos.

 

 

Comparte

Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

No posts were found for display

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: ¿Qué debo evaluar de la empresa que me quiere contratar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares