Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

¿Por qué postulas a este trabajo? , Cómo afrontar esta pregunta en las entrevistas laborales – LED

¿Por qué postulas a este trabajo? , Cómo afrontar esta pregunta en las entrevistas laborales

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
¿Por qué postulas a este trabajo? , Cómo afrontar esta pregunta en las entrevistas laborales

Comparte

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

En todo proceso de selección llega el momento de las entrevistas, el contacto directo con el empleador y el espacio que tiene este para verificar tus datos brindados y conocer de primera mano tus motivaciones de postular y lo que tienes para aportar a la empresa. Dentro de esta dinámica una pregunta con la que te encontrarás muy probablemente es: ¿Por qué postulas?

Esta pregunta es particularmente complicada, ya que está condicionada por diferentes y diversos factores, y comunica tu verdadera motivación al postular por ese puesto de trabajo. En el contexto del cambio cultural en las organizaciones, el intangible de la motivación es especialmente valorado por el empleador, ya que de esta dependerá el compromiso y alineación del colaborador con la empresa.

Veamos algunas preguntas que puedes estar haciéndote con respecto a qué responder:

¿Cómo puedo enfocar mi respuesta si estoy trabajando actualmente?

Contrario a lo que muchos pueden creer, estar activamente trabajando al momento de postular a un empleo es un buen signo para los entrevistadores. Tu empleabilidad se percibe mejor y también te caracteriza como una persona poco conformista.

Sin embargo, para no titubear en tu respuesta tienes que realizarte previamente estas preguntas: ¿Qué diferencia existe entre ambos empleos? ¿Qué me motiva a dejar mi anterior empleo? ¿Por qué estoy motivado a postular a otra empresa si ya tengo algo fijo? En dicho ejercicio tendrás que definir si lo que te mueve son las expectativas salariales, el salario emocional, las oportunidades de crecimiento, el giro de negocio, la reputación de la empresa, la jerarquía del puesto, etc.

Con esta información construirás una respuesta. En cualquiera de los casos, enfócalo desde una motivación por tu crecimiento profesional y personal. No pienses en que necesitas más dinero, piensa en qué proyectos o acciones importantes quieres invertir este dinero adicional y cómo se vincula a tu crecimiento como persona. No menciones tan directamente que lo que te atrae son los beneficios de salario emocional, di que apuestas por esta empresa porque provee el entorno necesario para tu crecimiento profesional y elevar tu desempeño, el cual quieres dirigir en favor de la empresa.

Procura que la razón de tu motivación esté vinculada a los atributos positivos que tiene la empresa y la buena impresión que causa en ti como marca empleadora.

¿Cómo puedo enfocar mi respuesta si no estoy trabajando actualmente?

Si no te encuentras trabajando, lo que debes moderar principalmente es tu actitud. Mantén paciencia y no te muestres demasiado efusivo o ansioso. Recuerda que si has llegado a esta etapa es porque tienes un perfil que le interesa a la empresa, y que previamente han revisado la información sobre tu experiencia laboral y cuánto llevas sin trabajar. Por lo tanto, céntrate en las razones.

Similar a la anterior situación comentada, haz un ejercicio de introspección y piensa en darle un giro positivo a los motivos de tu renuncia.

Si te fuiste porque no recibías un salario que considerabas justo para tu labor, menciona que no podías desarrollarte profesional ni personalmente y que buscabas mejores oportunidades.

Sin embargo, esta situación será más delicada si es que te despidieron. Si los motivos escapan a tu responsabilidad, explica los motivos sin guardar rencor con tus antiguos empleadores y compañeros, y resalta los aprendizajes y momentos valiosos que tuviste dentro de anteriores trabajos. Si fue tu responsabilidad, ante todo evita mentir, pero si elige cautelosamente lo que contarás. Responde puntualmente a la pregunta de la forma más concisa para no revelar más información de la necesaria. Si te dan la oportunidad, empieza a trazar un camino ético y responsable en tu labor.

En cualquiera de los casos, también es importante que destaques lo aprendido de tus experiencias en el tiempo en el que has estado sin empleo. Puede ser que haya sido por estudios, maternidad o para emprender un proyecto personal, y seguramente cualquiera de estas situaciones te ha brindado aprendizajes valiosos para tu crecimiento personal. Si puedes vincularlo a las competencias o habilidades sociales que el puesto requiere de ti, en buena hora.

Si solo me interesa el tema económico, ¿lo debo mencionar?

No es recomendable que menciones tu interés por el salario hasta que el entrevistador tome la iniciativa, lo que normalmente ocurre dentro de la entrevista de trabajo, en la terna final de candidatos o previamente a cerrar los últimos detalles de tu contratación. Por lo que mencionarlo en el momento en que te preguntan por tu motivación es apresurado.

Lo que te recomendamos es por un lado valorar tus expectativas, experiencias, competencias y salario actual, y por el otro averiguar a fondo, con colegas, a través de redes sociales, o indagando en ofertas laborales previas, sobre el salario que aproximadamente paga la empresa a la que postulas por una posición de ese tipo, para que puedas calcular el monto aproximado que percibirías. De esta manera no estarás preocupado en que te paguen debajo de tus expectativas y en el caso de que te ofrezcan menos podrás tomar una decisión más rápida al elegir si continuas o prefieres apostar por otras oportunidades.

¿A qué nivel de detalle debería llegar con mi respuesta?

Estructura lo que dirás, en base a lo que te has preguntado sobre tus motivaciones y la razón más adecuada que hayas elegido.  Lo mejor que te podemos recomendar es que te extiendas lo necesario para satisfacer las preguntas, guíate de estas mismas. Al preguntarte el por qué, no esperan que les brindes todas las razones por las que has postulado, sino la más importante o principal.

No entres en detalles y no des mucha información sobre tu vida personal, a pesar de que menciones tus objetivos personales o profesionales. Si lo haces, enúncialos puntualmente y evita sobre explicar o irte por las ramas. Solo extiéndete si es que el entrevistador te lo permite, lo cual identificarás por su lenguaje corporal. Esto también es signo de que aún le falta un poco de información para satisfacer su consulta.

Si mencionas tus aspiraciones personales o planes concretos, recuerda enfocarlas desde los puntos en común que encuentres con el trabajo al que estás postulando.

Comparte

Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

No posts were found for display

About Author

Comentarios: ¿Por qué postulas a este trabajo? , Cómo afrontar esta pregunta en las entrevistas laborales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares