Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

11 Consejos para sobrevivir a tu primer día en un trabajo nuevo – LED

11 Consejos para sobrevivir a tu primer día en un trabajo nuevo

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
11 Consejos para sobrevivir a tu primer día en un trabajo nuevo

Comparte

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

Es tu primer día en un nuevo trabajo y tienes que dejar una buena primera impresión. Antes de que empieces a preocuparte por exactamente cómo comportarte y qué decir, recuerda que si te han dado el puesto de trabajo es porque te consideran valioso para la empresa. Con esto en mente, ten calma, pero sé precavido y ten una actitud frente a este primer día como si se tratara de una extensión de la entrevista laboral.
Para que afrontes este reto de la mejor manera te dejamos los siguientes consejos:

1. Anticípate y no desaproveches el primer contacto: Puede darse la situación de que al contratarte no te incorpores, por temas que conciernen a la empresa, inmediatamente a tus funciones. En ese caso puede darse que tu área, líder o el jefe de Talento Humano te invite a alguna reunión informal o dentro de las oficinas para ponerte al día o conocerte mejor. Aprovecha estos momentos para posicionar una imagen profesional, positiva y amigable. Cuida tu lenguaje corporal, tus gestos y comportamientos.

2. Cuida tu imagen personal y llega temprano: Ni bien tengas la oportunidad, pregunta por el código de vestimenta de la empresa. Si la empresa tiene una página de Marca Empleadora o experiencia de los colaboradores, fíjate cómo es que normalmente se viste la gente. Por otro lado, no está demás siempre recordarlo, cuida tu aseo y llega al menos 15 minutos antes de tu jornada el primer día.

3. Ejercita tu memoria con los nombres de tus compañeros: Procura recordar las caras y los nombres de tus compañeros desde el primer momento en que se presenten. Te servirá mucho hablarles directamente por su nombre desde un inicio, ya que transmites respeto y cercanía.

4. Pregunta, escucha y aprende: Pregunta todas las dudas que tengas. Mientras más pronto empieces, más pronto serás completamente capaz de desarrollarte en tu puesto. Por otro lado, escucha atentamente la información y el feedback que tengan para darte. Si aprendes de estos primeros días rápidamente, dejarás más que una buena impresión y expectativas altas a tu empleador. En esta etapa estos pasos son más importantes que participar.

5. Tómate tu tiempo para acostumbrarte: No te desanimes si tienes un primer día o unos primeros días complicados. Siempre al inicio es difícil y puede tomarte un tiempo encontrar tu lugar en la empresa. No te apresures en hablar con tu gerente o dejar a entender que ya no quieres continuar en la empresa. Lo recomendable es que primero tengas una breve experiencia de al menos 3 meses antes de tomar una decisión seria.

6. Saluda siempre: Sea o no parte del fit cultural de la empresa el saludar al llegar, saludar necesariamente a ciertas personas o saludar a todos, no olvides nunca de saludar a todos en tu primer día. De esta manera dejas una impresión directa en cada uno de tus compañeros. Los siguientes días continúa con esta dinámica, si no se te es tan dificultoso o toma demasiado tiempo.

7. Empieza a hacer amigos: Las primeras semanas puede que desconozcas algunos datos poco importantes para tu labor pero importantes para tu organización personal. Por ejemplo, las normas de convivencia (explícitas o supuestas) dentro de la empresa, los lugares cercanos donde poder almorzar, etc. Con un aliado dentro de la empresa se te será mucho más sencillo conocer estos aspectos. No pierdas la oportunidad de empezar una conversación informal y pequeña, o compartir almuerzo con algún compañero en tu hora de descanso.

8. Sé reservado: Mucha de tu información, referente a temas de salud o personales, solo es necesario que la compartas con el jefe de Talento Humano y nadie más. Uno de estos aspectos es por ejemplo, el monto de tu salario o los beneficios que recibes, ya que puedes causar duda, suspicacia o incomodidad en tus compañeros de trabajo.

9. Demuestra competencia digital: Más que saber usar un programa en particular, bastará con que manejes sin dificultad los equipos tecnológicos que te provee la empresa (smartphone, tablet, laptop) y, sobre todo, que tengas criterio y ética para relacionarte en redes sociales, así evitarás agregar en redes sociales personales a tus compañeros y líderes. En el caso de LinkedIn puedes permitirte un poco más de libertad, pero siempre procura que esto se dé con el conocimiento previo de la otra persona.

10. Infórmate de la empresa y tu puesto: Si no lo hiciste antes, o no lo suficiente, emplea los primeros días, y anteriores, en documentarte lo más que puedas sobre la empresa (sus principales procesos, las herramientas que emplean, sus objetivos organizacionales y sus objetivos de área) y tu puesto (principales tareas, interrelación con otras áreas).

11. Prepárate y organízate: La semana o días previos procura organizar tus quehaceres diarios y horas de sueño y alimentación en función de tu nuevo puesto. Antes del primer día, no olvides dormir temprano y tener previsto un buen desayuno para empezar el día.

Comparte

Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: 11 Consejos para sobrevivir a tu primer día en un trabajo nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares