Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

¿Tienes alguna pregunta?, Breve guía sobre lo que debes y no debes preguntar a tu entrevistador – LED

¿Tienes alguna pregunta?, Breve guía sobre lo que debes y no debes preguntar a tu entrevistador

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
¿Tienes alguna pregunta?, Breve guía sobre lo que debes y no debes preguntar a tu entrevistador

Comparte

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

En una entrevista de trabajo no solo las preguntas de los entrevistadores pueden generarte dudas o momentos incómodos por no saber exactamente cómo intervenir en la conversación, también puede lograrlo la sola invitación de su parte a resolver alguna de tus dudas sobre el empleo. Para que no corras el riesgo de que una situación similar se te pueda presentar hay algunas acciones que puedes prever:

– Mantén una actitud proactiva: Demuestra interés y responde a lo que te comunica tu interlocutor. No evadas preguntas y mantén un tono de voz adecuado.

– Desarrolla habilidades de comunicación y escucha: Puedes intervenir con respeto y tino, siempre esperando el silencio o la pregunta de tu interlocutor. Mantente atento a todo lo que menciona tu entrevistador para que no re-preguntes cosas ya explicadas, puedas resolver tus dudas en el momento y formules preguntas sobre la marcha.

– Investiga la oferta, el puesto y la empresa: Infórmate todo lo que puedas sobre el estilo de liderazgo y la cultura de la empresa, su estructura, los beneficios que brindan, los conocimientos y habilidades requeridas para el puesto, la experiencia profesional solicitada, las condiciones laborales del puesto, etc.

– Con esta información en mente formula unas preguntas previas: Tenlas en mente para que durante el desarrollo de la entrevista vayas resolviéndolas. Las que no hayan obtenido solución, consúltalas al final o cuando el entrevistador te brinde tiempo para repreguntas.

Como puedes ver, la mejor manera de afrontar una situación de este tipo es preparándose previamente e investigando. Ahora, si es que en el momento de la verdad te surgen dudas muy puntuales sobre qué preguntar prioritariamente y qué no preguntar en ningún caso, te facilitamos una serie de temas sobre los que podrías consultar con toda confianza y los que deberías evitar:

¿Sobre qué debo preguntar en una entrevista dentro de la primera etapa del proceso?

Sobre el trabajo: Primero cierra las dudas fundamentales que tengas acerca del puesto. Consulta sobre las principales funciones, requisitos (conocimientos y experiencia) que no te hayan quedado claros, la ubicación de la empresa.

En aspectos más profundos puedes consultar el tipo de capacitación que recibirás, cuál será tu equipo, tus líderes directos, las principales expectativas y retos del puesto en el corto y largo plazo. Por otra parte también puedes preguntar por la antigüedad del puesto y la orientación que ha tenido este recientemente.

Sobre el proceso: Consulta por los siguientes pasos del proceso, si es que seguirá otra entrevista o evaluación, en cuánto tiempo se comunicarán o cuánto demorará la toma de decisiones, y qué acciones tomar si es que no se ponen en contacto dentro de los plazos establecidos. Puede ser un plus que les consultes si necesitan algún dato o información adicional sobre tu persona.

Sobre la empresa: Pregunta por cuál es la forma de trabajar (por equipos, en base a resultados, por cronograma), cómo es el ambiente en la empresa y las relaciones entre áreas, cuáles son las metas prioritarias de la empresa y la dirección que se ha trazado en el largo plazo, sus principales proyectos, y si es que existen actividades entre colaboradores.

¿Sobre qué debo preguntar en una entrevista en la etapa final del proceso?

Sobre el trabajo: Recuerda que las preguntas sobre el salario, las condiciones económicas y el pago de horas extras deben ser reservadas para la etapa más avanzada del proceso. En el mejor de los casos, previamente a la contratación. Cuando las realices, no olvides complementar esta pregunta con una consulta adicional para que no piensen que tu principal interés es el tema monetario.

Sobre beneficios adicionales y crecimiento profesional: Consulta si es que hay variaciones de tiempo en tu horario laboral, ya sea por modalidades de Home Office (flexibilidad horaria), desplazamiento hacia otras sedes. Por otro lado, si eres padre o madre de familia, puedes consultar si es que hay guarderías y/o lactarios en la empresa.

Sobre tus oportunidades de crecimiento: Puedes pedir detalles sobre si apoyan económicamente o con flexibilidad horaria a quienes llevan algún diplomado, curso o maestría, si es que existen cursos para llevar a nivel interno, qué oportunidades existen para crecer en la empresa y cuál es la proyección que debe tener el colaborador.

¿Qué preguntas debo evitar?

– Preguntar sobre información que ya ha sido explicada durante la entrevista o en repetidas ocasiones.
– Preguntas de interés personal que pueden impactar negativamente en el concepto que tienen de ti. Si se aplicarán test de drogas, si existen espacios o breaks para fumadores, si puedes cambiar tu horario laboral, si puedes solicitar días libres para eventos, etc.
– Preguntas personales hacia el reclutador o entrevistador sobre su familia, política, ocio, etc.
– Preguntar únicamente por el salario sin tener una consulta adicional o sin haber participado de forma activa en la entrevista.

Es muy difícil que al finalizar una entrevista no te quede alguna duda, pero si eso sucede aprovecha el tiempo que te brinda el entrevistador para tus consultas, para agradecer la oportunidad, remarcar por última vez tus cualidades que aportarían valor al puesto y cerrar los últimos detalles del siguiente contacto con la empresa. Por otro lado, recuerda que no existe un número límite de preguntas que puedes realizar, pero debes de tener en mente que, al menos que estés frente a un proceso de reclutamiento muy malo y del cual deberías desistir, una gran cantidad de preguntas evidencian un candidato con poca preparación, experiencia y atención, por lo que es recomendable que reúnas como máximo entre 4 y 6 preguntas prioritarias y las realices de forma concisa.

Comparte

Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

No posts were found for display

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: ¿Tienes alguna pregunta?, Breve guía sobre lo que debes y no debes preguntar a tu entrevistador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares