Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

Mejora tu empleabilidad: 6 pasos para incluir tus experiencias de voluntariado en el CV – LED

Mejora tu empleabilidad: 6 pasos para incluir tus experiencias de voluntariado en el CV

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Mejora tu empleabilidad: 6 pasos para incluir tus experiencias de voluntariado en el CV

Comparte

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

Dentro de las experiencias que han sumado a tu vida profesional puedes tener aquellas que no necesariamente se ciñen a un trabajo formal y remunerado. Desde hace un tiempo, gran parte de la población económicamente activa tiene este tipo de experiencia en organizaciones de voluntariado, donde prestan su trabajo físico y/o intelectual de forma desinteresada y para apoyar causas sociales, ambientales o de cualquier otra temática de su interés.

El voluntariado en nuestro país es actualmente una tendencia gracias a algunos factores principales como: la evidente desigualdad social y la poca efectividad en la redistribución de la riqueza, el deterioro del medio ambiente y las iniciativas de organizaciones sin fines de lucro extranjeras con acciones de voluntariado en el país. Por esa razón en el año 2016 nos ubicamos en el puesto 41 de 140 países (fuente: peru21.pe), en referencia a la cantidad de tiempo que empleamos en voluntariados. Ello demuestra el interés de los jóvenes peruanos por este tipo de iniciativas, que, cabe mencionar, no siempre se enmarcan dentro de la ayuda social.

Recientemente en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 hemos podido evidenciar que el voluntariado también puede realizarse en base a un interés por la organización de eventos deportivos y las áreas profesionales que ahí se abarquen. De igual manera ocurre con iniciativas de organismos del Sistema de Naciones Unidas en el Perú o círculos académicos al interior de universidades, donde los estudiantes o profesionales pueden poner en práctica directamente sus conocimientos.

El voluntariado es una actividad trascendente para los jóvenes y muchos expertos están de acuerdo con que provee habilidades y capacidades que no se desarrollarían tan fácilmente en otros contextos. Promueve la motivación intrínseca, la autosuficiencia, el trabajo en equipo, aprender a aprender, la comunicación asertiva, la colaboración, el servicio, la pasión, la conciencia ambiental, el liderazgo, etc. Por ello es que, según el estudio de Deloitte del 2016, el 86% de profesionales especialistas en selección o tomadores de decisiones en ese tipo de procesos considera que poner este tipo de experiencia en el CV lo hace más competitivo y el 82% afirma que está más dispuesto a contratar a los candidatos con experiencia en voluntariado.

Entonces, queda preguntarnos, ¿cómo y cuándo incluir esta información en el CV?

Paso 1: Primero que nada, sé consciente del significado que ha tenido el voluntariado para ti, ya que el compromiso que hayas tenido es relevante para el reclutador. Este se dará cuenta si solo fue una experiencia más que no suma valor a la empresa o si el impacto que causó en ti y las habilidades que aprendiste son importantes.

Paso 2: Determina si realmente necesitas incluir tu experiencia en voluntariado en base a tus experiencias profesionales previas. Si es que eres recién egresado o no has tenido antes experiencia laboral, es indispensable que incluyas la información de voluntariado en tu CV.

Paso 3: Selecciona qué información de voluntariado es relevante y cuál no, lo que harás primero en base a las competencias y habilidades que mencionas que tienes en tu CV. Luego, evalúa cuales están alineadas a las solicitadas por el puesto y la empresa, y priorízalas. Una regla básica para mejorar tu empleabilidad es adaptar tu CV de acuerdo a la empresa y puesto al que postulas. En este caso, procederás de la misma forma con tu experiencia de voluntariado. Si te piden capacidad para manejar equipos te servirá tu experiencia como coordinador o líder de un área profesional en una organización de voluntariado, o si te solicitan habilidades de servicio y atención al cliente, tu experiencia como captador de socios o voluntarios para ONG’s te será muy útil.

Un ejercicio sencillo que te recomendamos es enumerar las competencias o habilidades que has mencionado tener y relacionarlas mediante bullets con actividades puntuales que hayas realizado dentro de una experiencia de voluntariado. De esta forma podrás justificar frente al reclutador que tienes las competencias o habilidades requeridas.

Paso 4: Inclúyelas en el CV. Si lo aprendido en dicha experiencia es muy importante para el trabajo al que postulas o no tienes experiencia profesional será preferible que incluyas tus acciones de voluntariado bajo el subtítulo dedicado a tu “Experiencia Laboral” o “Experiencia Profesional”.

Si la experiencia te parece relevante para el puesto pero tienes experiencia laboral, por extensión y prioridad, será mejor que incluyas tu “Experiencia de Voluntariado” como un subtítulo dentro de la sección “Experiencia Laboral” o “Experiencia Profesional”. Por otra parte, si solo quieres mencionar acciones puntuales dentro de tu experiencia como voluntario, puedes incluir estas en bullets bajo el título “Otra información de interés” o “Actividades adicionales”. En el caso de que tus acciones de voluntariado sean numerosas y relevantes para el puesto puedes designar el título de una sección de tu CV como “Experiencia de Voluntariado”.

Paso 5: Dale formato. Así como cuando incluyes tu “Experiencia Laboral”, detalla tu “Experiencia de Voluntariado”. Menciona la organización, si esta es internacional, el puesto del que fuiste responsable, el periodo temporal en el que estuviste (en formato mm/aaaa) y las acciones que realizaste. Toma en cuenta que al describir las acciones tendrás que utilizar sustantivos derivados de verbos como “Elaboración”, “Administración”, “Supervisión” para describir cada una de las acciones que has realizado en el voluntariado y que estén alineadas a tus competencias y habilidades, tanto como a las requeridas por la oferta laboral.

Ejemplo:

Paso 6: Adicionales. Para darle mayor peso a tu experiencia de voluntariado, si te es posible, incluye una carta o certificado que confirme tu participación. Esta deberá ir junto a tus certificados de prácticas. Por otra parte, también puedes registrar dentro de tus referencias laborales a los líderes o jefes del voluntariado en el que participaste. No olvides comunicarte con tus referencias antes de incluirlos.

Como puedes ver, el voluntariado puede abrirte muchas puertas: aumentar tu empleabilidad, reflejar tu compromiso, justificar periodos de paro laboral, generar networking de valor, etc. No pierdas las oportunidades de voluntariado que se te presenten y recuerda incluir estas experiencias de forma correcta en tu CV.

Comparte

Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: Mejora tu empleabilidad: 6 pasos para incluir tus experiencias de voluntariado en el CV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares