Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

Consejos para responder la pregunta más difícil de una entrevista de trabajo – LED

Consejos para responder la pregunta más difícil de una entrevista de trabajo

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
Consejos para responder la pregunta más difícil de una entrevista de trabajo

Comparte

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

No tenemos que haber pasado por una entrevista de trabajo para saber que una de las preguntas más comunes en este proceso aborda nuestras fortalezas y debilidades. Es una de las más comunes, pero una de las más difíciles también, ya que puede resultar un arma de doble filo. Nuestras fortalezas pueden hacernos sonar muy arrogantes; y nuestras debilidades, hacer que el entrevistador reconsidere nuestras opciones.

En su defensa, estas preguntas no las hace con la intención de hacerte “pisar el palito”. Su propósito es ver qué tanto te conoces a ti mismo, reconoces tus límites y te alineas con el perfil deseado. Por estas razones, no servirá de nada dar respuestas falsas o las clásicas que todo el mundo repite. La idea es pasar la prueba de la honestidad y también conseguir el puesto de trabajo.

Por lo tanto, no vamos a decirte qué responder, pero sí te dejaremos algunos consejos para saber cómo hacerlo.

Prepárate con anticipación

Antes de llegar a la entrevista, conoce cuáles son los requerimientos del puesto, el perfil del candidato ideal y la cultura empresarial; lo cual te dará una idea de qué es lo que están buscando. A partir de esto, haz un poco de introspección y piensa cuáles son las cualidades que enriquecerán tu entrevista y dejarán una mejor impresión en tu entrevistador.

Para ambos casos, lo ideal sería tener ejemplos concretos donde se refleje lo que estás diciendo. No temas parecer preparado, estas preguntas no son ningún secreto; sin embargo, tu respuesta no deberá sonar memorizada. Ten una idea de lo que vas a decir para mantener la conversación casual.

Que tus fortalezas te hagan destacar

No se trata de agobiar al entrevistador con una lista interminable, sino de enfocarte en dos o tres destrezas que vayan acorde al perfil. Para ello, ya has hecho tu investigación previa, así que no debería resultar difícil elegir la mejor. Solo recuerda sonar seguro y no minimices tus logros.

Para que te hagas una idea, estas son las 10 cualidades más valoradas por los entrevistadores:

  1. Seguro de sí mismo
  2. Entusiasta, motivado
  3. Orientado a lograr sus metas profesionales
  4. Dispuesto a dar más de sí para exceder expectativas
  5. Desenvuelto, con actitud positiva y sentido del humor
  6. A gusto formando parte de un equipo
  7. Honesto, que actúe con integridad
  8. Con habilidades de comunicación
  9. Entendido, con talento en el manejo de equipos o recursos
  10. Que siempre apunte al éxito

Eso sí, ten en cuenta que habrán algunas fortalezas que no necesitarán un ejemplo. Además, si desde un inicio sabes que la entrevista será corta, sería mejor no agotar tu tiempo en una sola pregunta.

Saca provecho de tus debilidades

Uno de los objetivos más importantes del entrevistador al preguntar por tus debilidades es saber cómo te enfrentas a ellas y cómo has sabido sobreponerte. En ese sentido, puedes usar esta pregunta a tu favor, siempre y cuando hayas investigado anteriormente sobre el puesto y pensado en algunas posibles respuestas. Haz que tu objetivo durante todo el proceso sea mostrar qué y cómo aportarás a la empresa.

En todo caso, te dejamos algunos consejos que te ayudarán a responder de la mejor manera esta pregunta:

  1. Cuidado con las respuestas clásicas. Ser detallista o trabajar mucho son cualidades tantas veces repetidas que los entrevistadores saben distinguir cuándo es mentira. Háblales de una debilidad real.
  2. No contestes con información irrelevante. De nada sirve tu falta de habilidades gastronómicas si te estás presentando a un puesto de programador web. Esto le haría pensar al entrevistador que no quieres expresar debilidad o no sabes cómo enfrentar la pregunta.
  3. De igual manera, no sabotees tu entrevista respondiendo con alguna debilidad determinante. Si estás postulando a un puesto en ventas, decir que no tienes facilidad de palabra o trato con las personas es lo único que necesita el entrevistador para descartar tu perfil por completo.
  4. Comparte aquella debilidad que has sabido solucionar, estás en proceso de hacerlo o has sabido compensar con alguna otra cualidad. Recuerda que estás vendiendo tu perfil y que la idea es mostrar cómo superas retos.
  5. De ser posible, ofrece dos respuestas: una que hayas identificado por tu cuenta y otra que personas cercanas a ti te hayan comentado. Esto le demostrará al entrevistador que tienes conciencia sobre ti mismo y, además, que estás dispuesto a escuchar crítica.
  6. Finalmente, deja en claro que esta debilidad no se interpondrá en las labores del puesto. Una empresa no pretende encontrar a alguien sin fallas; sin embargo, busca que sus colaboradores sean personas con la capacidad de actuar a pesar de ellas.

Recuerda, no hay nadie que te conozca mejor que tú mismo y cada aspecto tuyo puede jugar a tu favor. No se trata de ser el candidato perfecto; el talento humano viene, después de todo, de humanos. Puedes ser exactamente lo que una empresa está buscando.

Comparte

Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: Consejos para responder la pregunta más difícil de una entrevista de trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares