Tu trabajo ideal te espera

Más de 1000 vacantes disponibles.

12 consejos para tener el perfil laboral ideal – Blog

12 consejos para tener el perfil laboral ideal

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page
12 consejos para tener el perfil laboral ideal

Comparte

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

¿Aún sin entrevistas laborales? Tranquilo, le sucede a muchos. Actualmente, el mercado laboral a nivel mundial atraviesa una de sus etapas más complicadas: existe una gran demanda de profesionales en campos poco desarrollados, mientras que los puestos tradicionales cuentan con una oferta limitada de posiciones para miles de profesionales. 

Solo en Perú, según Gestión, cada año ingresan a la Población Económicamente Activa (PEA) 300 mil personas, y solo 1 de cada 10 consigue empleo. Por otra parte, según El Comercio, en el último semestre del 2019, 84 mil 300 personas perdieron su trabajo. Entonces, ¿cómo destacarte para conseguir empleo en este contexto? Te ayudamos con 12 consejos que destacarán tu candidatura y aumentarán tu empleabilidad:

1. Conoce la realidad del mercado laboral: Tienes que estar atento a lo que sucede en tu sector, las empresas a las que aspiras y el mercado laboral. En base a esto tomarás decisiones inteligentes, como desarrollar alguna actividad independiente de respaldo, no cambiar de empleo súbitamente o postular inmediatamente a vacantes que se aperturan en empresas de tu interés.

2. Ten un plan de desarrollo profesional: Tu formación de pregrado es insuficiente si quieres aspirar a buenas posiciones, por lo que debes continuar con tu formación, ya sea en la cancha o llevando cursos adicionales. Empieza por diplomados de especialización en campos de alta oferta laboral. Además, no olvides reforzar tu inglés y las habilidades blandas que más solicitan para los puestos que buscas. Si económicamente no te es posible, aspira a empresas con línea de carrera o programas que permitan desarrollar estudios.

3. Desarrolla tu marca personal: Utiliza redes sociales como LinkedIn para destacar tu trabajo y tus experiencias positivas. Debes prestarle atención a esta red como un segundo CV, así que te recomendamos llenar la mayoría de campos en tu perfil para mayor visibilidad. Recuerda citar tus experiencias laborales, conocimientos y habilidades según las palabras clave que aparezcan en anuncios laborales.  
Por otra parte, tienes que aprender a vender tu perfil profesional: reconocer tus ventajas diferenciales, identificar qué problemas de la organización puedes resolver, y tener una respuesta positiva y convincente sobre tus falencias. Además, tienes que cuidar tu presencia e interacciones en redes más informales. Recuerda que es muy sencillo para los reclutadores visitar un perfil público en línea y que este podría ser determinante entre conseguir trabajo o no.

4. Genera y registra tus resultados positivos: Si tuviste acciones destacadas o elaboraste productos exitosos en tu trabajo anterior, guarda un registro (fotografías, documentos o productos), ya que en algunas profesiones es importante tener un portafolio con estos trabajos. Con esta información, podrás presentar tus resultados a cualquier empleador y confirmar tu productividad.

5. Genera relaciones en base a la confianza: No gestiones tu red de contactos por interés, es mejor que establezcas relaciones a partir de un comportamiento basado en valores. Quien perciba tu calidad de persona, no dudará en confiar en ti, lo cual puede abrirte puertas laborales a futuro. 

6. Sé proactivo, autodidacta y responsable: Son habilidades que se valoran enormemente, ya que los periodos de prueba o transición pueden hacer perder mucho dinero al empleador. Por ello, si tomas acción frente a problemas y aprendes rápido, generarás una impresión positiva. ¿Cómo puedes demostrarlo? Cuando te pregunten por trabajos anteriores, comenta una situación donde demostraste estas actitudes. Te recomendamos este artículo sobre la nueva metodología que los reclutadores utilizan en las entrevistas de trabajo para que puedas estar listo.

7. Desarrolla competencias digitales: Tienes que saber utilizar herramientas digitales para tu gestión (programas o dispositivos), comunicarte en línea por diferentes plataformas, buscar información, trabajar con otros en red, etc. También deberás formar el hábito de capacitarte por ti mismo en los conocimientos que te hagan falta. 

8. Desarrolla un CV atractivo: Procura que tu CV no tenga más de una cara y que esté alineado con la información que colocas en LinkedIn u otros portales de empleo, como Laborum. Además, puedes adaptarlo de acuerdo a los valores que cada empresa a la que postulas destaca. Esta adaptación también supone utilizar los términos que utilizan las empresas en sus ofertas laborales, pues muchas de ellas están apostando por el uso de tecnología en la filtración de perfiles, así que incluir sus palabras clave te ayudará a pasar un primer filtro. También podrías incluir tu código QR de LinkedIn, hobbies relevantes y emprendimientos.

9. Prepárate para las entrevistas: Solo así demostrarás confianza y seguridad. Esto hará que tu experiencia profesional y logros sean verosímiles para los reclutadores. Haz una investigación previa de la empresa, el área al que postulas y el puesto. Luego, repasa detenidamente algunas respuestas que puedes brindar a clásicas preguntas como: ¿De qué resultados estás orgulloso? ¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?

10. Incluye recomendaciones: No temas colocarlas dentro de tu CV y en las redes y portales de empleo que te lo soliciten. En algunos casos, necesitarás una carta; en otros, solo una cita con razones que confirmen la recomendación, o los datos personales del que recomienda. Una recomendación de un superior anterior es prueba de tu calidad como colaborador y como persona. 

11. Muestra interés: Investiga lo necesario para que puedas brindar razones contundentes sobre por qué quieres el puesto y por qué serías la mejor opción. Conoce los valores de la empresa, su misión y propósito, además del perfil de profesional que suelen contratar en tu rubro y las funciones del puesto. Con esta data podrás dar una respuesta convincente. 

12. Carta de presentación: Puedes presentarla de distintas maneras: en el correo de contacto con el reclutador, en un documento adjunto (adicional a tu CV) o como una breve descripción personal en tu CV. Te sugerimos tenerla lista para cualquiera de estos casos y que la envíes en el formato en que te la soliciten específicamente. Tienes que personalizarla dependiendo de cada puesto al que postules. 

 

¡Manos a la obra! Con estas recomendaciones perfeccionarás tu perfil laboral y harás valer cada minuto dedicado a la búsqueda de empleo. Revisa más contenidos que aumentarán tu empleabilidad aquí 

Por Rubén Valle

Comparte

Califica el contenido LED

Publicaciones relacionadas

No posts were found for display

About Author

Un espacio dirigido a tu desarrollo y crecimiento personal; fuente de conocimiento e interacción. Enriquece tu visión global, define tu plan de vida y alcanza el balance saludable entre el éxito laboral y tu vida personal.

Comentarios: 12 consejos para tener el perfil laboral ideal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares